12-05-2018 | Hoy, Palinuro en la acampada, Pl, Catalunya, BCN

Cien días llevan las y los ciudadanas catalanas de acampada en la Plaça de Catalunya, de Barcelona. Cien días con sus noches. Cien días pidiendo la libertad de nuestros presos políticos. Cien días siendo uno de los principales canales por los que esta sociedad plural, mestiza, democrática, pacífica, solidaria y revolucionaria conecta al pueblo con sus representantes, encarcelados por la tiranía. Cien días de ejemplo, de lucha no violenta por la dignidad de todos.

Cien días en común con los muchos, cientos, miles, de actos de solidaridad que el pueblo realiza con los presos políticos sin decaer ni un instante. La banda de ladrones gobernante, con el apoyo de las "izquierdas" de PSOE y Podemos, dijo hace seis meses que el movimiento estaba "descabezado" y que por los/las presas/sos solo habría un par de movilizaciones simbólicas y, luego, la sociedad regresaría al día a día normal. Cien días ayudando a demostrar que también este cálculo de los neofranquistas del B155 (PP, PSOE, C's y Podemos) es un completo fracaso. Nunca la sociedad catalana ha estado más unida, aunque los neofranquistas Rivera y Sánchez y los neocomunistas Iglesias y Echenique digan que está fracturada. Eso quisieran ellos todos y eso es lo que procuran con sus agresiones sistemáticas de día y de noche, cuando envían a unos jueces sedientos de venganza o unas bandas fascistas "incontroladas" a agredir a la población pacífica. Y no lo consiguen.

Ni lo conseguirán. Porque somos más, somos demócratas y pacíficos y porque, como decía Milton: "la verdad prevalecerá sobre el error siempre que puedan contrastarse libremente". Para que eso no suceda tendrían que quitarse los últimos disfraces y pasar a la dictadura militar, que es lo que les pide el cuerpo. A todos. Si no lo hacen no es porque no quieran, sino porque no pueden. Y no pueden porque la acción reivindicativa es democrática y pacífica y la sola presencia de la UE (aunque se limite a estar, sin hacer nada) es un factor disuasorio definitivo.

Som més. Estem unides. No tenim por. Sabem a on anem. Ho aconseguirem i serem un exemple per al món.

Ens veiem a la Plaça de Catalunya a les 14:00

Donec Perficiam.